Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

martes, 3 de febrero de 2015

Vergüenza debemos sentir ante la carta de un expresidente.


Ante la carta enviada por Arias al "Foro Poder ciudadano y la democracia de hoy", lo único que puedo sentir es vergüenza, la misma que han de sentir los costarricenses que la lean y que crean como yo en la verdadera democracia participativa, en el respeto a la constitución, en el progreso social, en la igualdad y en la solidaridad social.
Mencionar que emitió un decreto ejecutivo que permitía el uso de armas prohibidas para reprimir manifestaciones, sería decir lo que todos conocen. Hablar del daño hecho por este señor a nuestro país es reiterar lo que se ha dicho en muchos medios, citar la crisis económica en la que sumió a este país mediante su "plan escudo", con el que casi quiebra al sistema de seguridad social, el logro más importante de este pueblo en el siglo XX, sería repetir lo que ya se ha dicho muchas veces.
Uno siente verdadera vergüenza ante semejante diatriba contra el gobierno y el pueblo venezolano por alguien que ostenta un Premio Nobel de la Paz y que sin embargo, implícitamente en su carta, apoya un golpe de estado contra un gobierno legítimo sustentándose en las tesis de los sectores más canallas y retrógrados de ese país, de la burguesía venezolana refugiada con sus millones en Costa Rica y en Miami y del infame gobierno estadounidense.
Claro, el contenido de su carta no nos extraña, viniendo de quien fue capaz de retorcer el orden constitucional para volver a ser presidente, razón por la que hasta su compañero de partido el ex presidente Luis Alberto Monge, pidió a los costarricenses votar en contra, pues consideró que su reelección constituiría un golpe de Estado y se refirió a su segundo período presidencial como "un gobierno de facto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada