Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

jueves, 9 de octubre de 2014

¿QUIÉN MATÓ AL GOBERNADOR?

Por Eduardo Zúñiga Grupo Roncahuita     9 de octubre de 2014.-

 En la obra teatral de Lope de Vega "Fuenteovejuna", el pueblo que lleva el mismo nombre, cansado de la opresión, del atropello, de la injusticia y la corrupción de su comendador y luego de pedir y pedir que sea destituido y no ser escuchados, hacen una rebelión y terminan asesinándolo. Cuando el rey les pregunta: "¿Quién mató al comendador?", el pueblo a coro responde: "Fuenteovejuna, señor". 

Publicada en 1618 en Madrid, con el correr de los siglos se ha convertido en ícono teatral de la unión del pueblo contra la opresión del poder político corrupto. Citarla en el momento de crisis de corrupción, descomposición política y cuestionamientos al poder judicial en Costa Rica, podría dar origen a que nos acusaran de estar haciendo una "apología del homicidio y la violencia" como arma para la defensa de la justicia, por lo que queremos dejar claro, que no es esa nuestra intención. El objetivo es destacar el espíritu de la obra de Lope, su esencia, que radica en la verdad de que solo la unión solidaria del pueblo contra la tiranía, puede librarlo de ella. Y que la tiranía, el abuso del poder, la arbitrariedad, la imposición de la injusticia sobre de los intereses populares puede convertirse en el detonante para diversas formas de violencia. La impunidad de los delitos de la clase política y empresarial corrupta, del abuso de poder por parte de nuestros gobernantes, es una forma de legitimación del crimen de cuello blanco y una vía para generar la violencia como último recurso para que el pueblo se libere y logre ejercer el poder tal y como lo concebimos en una democracia real. 

La reelección del Fiscal Chavarría nos resulta una afrenta contra el pueblo costarricense, porque ignora el descontento con él, porque desconoce la desconfianza, porque pasa por encima de consideraciones fundamentadas de muchos ciudadanos. Por ejemplo, el diputado Edgardo Araya del FA, señaló que "en los últimos años el Fiscal General dejó una "enorme lista" de casos de corrupción sin resolver. Podemos mencionar casos aún frescos en la mente de los costarricenses como La Trocha, Crucitas, la carretera a San Ramón; otros que implicaron a cuestionados personajes como Jorge Angulo, Pedro Castro, Luis Liberman y Leonardo Garnier; o que implicaron pérdidas millonarias para nuestras instituciones”. A esta opinión se suma la de Rafael Ortiz del PUSC: "Una persona es reelecta en el cargo cuando hace bien su trabajo y por tanto, no entendemos como Chavarría seguirá en la corte” o la de Franklin Corella del PAC: "No es posible de ninguna forma que Costa Rica tenga una cultura de la impunidad, con un Fiscal que ha sido sumamente complaciente con los actos de corrupción de la clase política." 

Esto es inaceptable y la Corte Plena, debería reconsiderar su decisión y resolver tomando en cuenta la opinión de la ciudadanía para evitar que algún día, como ha ocurrido en otros países, una autoridad judicial tenga que repetir la escena clímax de esa icónica obra: "Fuenteovejuna".

Fuentes de citas textuales: http://www.informa-tico.com/6-10-2014/lamentable-reeleccion-chavarria-afirma-pac https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533321457 http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/96881 

Fuente: http://www.ticovision.com/cgi-bin/index.cgi?action=viewnews&id=14864
Puede compartirse o reproducirse por cualquiera, siempre y cuando anote la fuente: Copyright © TicoVisión - Todos los derechos reservados

domingo, 24 de agosto de 2014

Esa gran tarea que tiene don Luis Guillermo



El gobierno de don Luis Guillermo quizá no pueda en tan corto tiempo y con tantos males enraizados en la administración pública, realizar grandes transformaciones si esa es su voluntad, pero al menos tiene la oportunidad de construir un puente que nos permita comenzar a dejar atrás el neoliberalismo salvaje y empezar a transitar de nuevo por el camino que deseamos los costarricenses: la ruta de la solidaridad, del progreso social, de la decencia política, de la equidad, de la independencia y la soberanía, de la verdadera democracia representativa…en fin de todo lo bueno que nos arrebataron con miedo, mentiras y engaños al pueblo.

Si lo hace, quienes le sucedan, profundizarán los cambios. No dudamos que ocupará un sitio de honor en la historia y le vamos a estar profundamente agradecidos, incluso quienes no le apoyamos con el voto.

Eduardo Zúñiga
GR

jueves, 21 de agosto de 2014

¿Quién quiere que vuelva Liberación nacional?


El diario La Nación, parece querer apostar a la resucitación del PLN. Empezó una campaña sacando de la papelera del partido a dos figuras que se mantuvieron calculadoramente, al margen del gobierno de Chinchilla y de la campaña de Araya: José María Figueres y Kevin Casas.

El primero en la entrevista que le hiciera el periódico, no oculta sus intenciones de volver al poder y convenientemente el periodista recurre a no tocar temas candentes de su pasado político o bien a pasar rapidito por ellos.
El señor Figueres habla de "tener pensado muchas cosas para este país", lo que más que entusiasmo, produce miedo y pide "hacer patria" (a su manera, suponemos, lo que nos produce terror) y de manera bastante cínica solicita que no se fijen en el mensajero, sino en el mensaje, aunque pareciera reconocer con ello, su desprestigio como figura política. No vale más la pena referirnos a él: el pueblo sabe quien es.

Poco después, La Nación parece haber elegido a don Kevin Casas como posible figura para las elecciones del 2018.
Sobre don Kevin, pesa el pecado gravísimo de haber recomendado mentir y meter miedo al pueblo para conseguir un objetivo político que como sabemos, vino a crear muchos males y casi ningún remedio, como no sea para un pequeño grupo de ricos que se han aprovechado de él: el TLC con Estados Unidos, pecado que le costó su puesto como vicepresidente y un exilio voluntario de siete años.

Lo más relevante de la entrevista al señor Casas es su afirmación "gran parte de lo hecho de los 80 hacia acá era conveniente e imprescindible". Don Kevin se confiesa "arista" y por lo tanto convencido neoliberal.
Lo que se cuida de no mencionar Casas es que gran parte de lo hecho de los ochenta hacia acá ha producido el deterioro de la clase media, un acelerado aumento en la desigualdad social, un gravísimo daño a las instituciones más valiosas que son conquistas del pueblo costarricense como el CNP, la CCSS, el ICE, solo para mencionar tres y sobre las cuales se asentó y se mantuvo la paz y el progreso social, precisamente de los cuarentas hasta los ochentas y que en muchos índices nos llevó a niveles solo comparables con países desarrollados.

No menciona que eso que se hizo de los ochenta para acá, provocó que la GAM se convirtiera en un lugar inhabitable, que aumentara aceleradamente la delincuencia y la descomposición social y que se creara un gigantesco proceso de corrupción que ha hecho una piñata de los recursos públicos en detrimento de la inversión social, de la educación, de la salud, de la infraestructura y una cantidad innumerable de servicios…No habla de que eso que hicieron produjo la creciente acumulación de la riqueza en manos de un pequeño grupo de empresarios y una profunda inequidad…No se acuerda, claro, de la ruina de los pequeños empresarios y de los pequeños y medianos productores agrícolas.

Dice don Kevin Casas que lo del famoso memorando del miedo fue un error y por ahí menciona que regresa a integrarse a la política porque siente la vocación de servicio público… ¿Quién me garantiza que no está recurriendo a la mentira otra vez? ¿Cómo cree que puede convencernos de que lo hecho por los Arias y sus compinches-incluyéndolo- desde los ochenta era "necesario e imprescindible"? Bueno, para don Kevin, el Diario La Nación y para los capitalistas del país si. Para nosotros, los trabajadores, no. Para quienes vemos pasar la miseria todos los días frente a la puerta de nuestros hogares,  sin tener el poder para remediarla, ni evitar nuestro dolor y nuestra rabia, tampoco.
Eduardo Zúñiga
Grupo Roncahuita


Fuentes:
http://www.nacion.com/nacional/politica/Entrevista-Jose-Maria-Figueres-Hagamos_0_1433256674.html

http://www.nacion.com/nacional/politica/Entrevista-Kevin-Casas-Liberacion-Nacional_0_1433456688.html

jueves, 14 de agosto de 2014

El PAC ya no es el PAC que decía ser.

EL PAC PARECE ABANDONAR SU BANDERA DE LA ÉTICA PROMOVIDA EN EL DISCURSO DE SU FUNDADOR.
Los últimos hechos, dados a conocer por diferentes medios de prensa y las intervenciones de algunos funcionarios y miembros del partido nos otorgan el derecho a pensar que el PAC está en vías de convertirse en un partido político del más puro estilo tradicional emulando algunas de las prácticas menos deseables del PLN y el PUSC.

Nació según lo han proclamado, como alternativa a las malas prácticas y a la filosofía neoliberal del PLN.

Reconstruyendo los acontecimientos, hoy el vicealcalde de Guatuso revela que hubo un complot para sacar de la cancha al líder fundador Ottón Solís, que probablemente representaba con sus posiciones ideológicas un estorbo a los planes de un sector del partido que no las compartía, entre ellos seguramente recién llegados como el ahora señor presidente del país y el Obispo luterano que funge como Ministro de quien afirmó que financió su asistencia a las asambleas donde supuestamente se fraguó el desplazamiento de don Ottón.
Como sabemos, en la práctica lo consiguieron y finalmente para calmar los ánimos le dieron como premio de consolación un lugar importante en la papeleta de diputados por San José. (Claro, nos alegra en cualquier caso que un hombre inteligente como él, haya llegado al Congreso)
En días pasados se reveló que pagaron 277 millones a un abogado y miembro del partido por autentificar documentos que no necesitaban ese requisito, según el TSE, notario que ahora está cuestionado ante los tribunales por presunta estafa a la CCSS.

Luego, don Ottón pide la salida del estratega de campaña de la casa presidencial, un señor Barrantes, lo que da lugar a declaraciones del mismo que no dejaron duda alguna de quien se trataba: un hombre dispuesto a reducir toda actividad humana, por noble y sublime que pueda ser a un asunto de carácter comercial que hay que vender. En el caso particular de la estrategia de campaña, a ignorar la condición de ciudadanos de los costarricenses para considerarlos como corrientes compradores del "producto" Luis Guillermo Solís, que debían pagar con sus votos, según las propias palabras de Barrantes.

Después, la llegada de un diputado cuestionado por haber ocultado información sobre un proceso judicial del que fue protagonista, divide a la fracción, evidenciando una fractura interna producto también de consideraciones éticas no compartidas por el conjunto del partido.

Todo lo apuntado, sin mencionar las promesas y compromisos no cumplidos por el señor presidente, el envío a sesiones extraordinarias de un odioso proyecto llamado “Ley para la Libertad Religiosa y de Culto” que pretende favorecer con financiamiento a todas las iglesias, incluyendo a la Luterana, del señor Ministro de la Presidencia, al que se le da prioridad por encima del compromiso con la CIDH del de fecundación in vitro, nos llevan a sospechar que el PAC ya no es el PAC que proclamaba ser y cada vez se parece más al partido político al que dijo renegar don Ottón al fundar su movimiento de "Acción Ciudadana".

Eduardo Zúñiga
Grupo Roncahuita

sábado, 9 de agosto de 2014

El trabajo "ad honórem" de don Iván Barrantes.


En la casa de Zapote, las cosas no nos resultan tan claras. Don Ottón Solís ha solicitado la separación de Iván Barrantes, mercadólogo que al parecer es cercano asesor del presidente, tan cercano, que se ha dicho de él que "le habla al oído" a don Luis Guillermo.

Don Iván mercadeó la imagen de don Luis Guillermo cuando era candidato, según declaraciones suyas, con técnicas propias de un producto comercial y como sabemos tuvo éxito, por lo que fue "premiado" con dinero de la deuda política.
Al divulgarse el monto pagado a Barrantes (unos 110millones de colones) por su trabajo, don Ottón declaró que eso era un despilfarro propio de partidos tradicionales como el PUSC, pero no del PAC, donde la austeridad en los gastos es un principio establecido en sus lineamientos ideológicos y su presencia en el gobierno, la cuestiona porque a futuro- según su opinión- podría prestarse para irregularidades ya que don Iván trabaja también para varias empresas privadas a las que pudiera eventualmente favorecer desde su privilegiada posición en el gobierno.

El primero en salir en auxilio de don Iván fue el ministro de la presidencia, don Melvin Jiménez, quien afirmó al diario La Nación que Barrantes solo está preparando una propuesta de consultoría y no da ningún servicio, a pesar de que para ello utilice una oficina de la sede de la Presidencia, en Zapote.
Pero esto no coincide plenamente con las declaraciones de don Iván a la prensa quien dijo no estar amarrado al gobierno, a pero habla como si fuera parte de él, con frases como "estamos poniendo tope a las pensiones" o "estamos haciendo cambios".
Esto es lo primero que nos llama la atención: si bien don Iván no está contratado como funcionario de gobierno, habla del mismo en primera persona, lo que claramente indica que de hecho se siente y se asume como parte del mismo.

Por otra parte, afirman en el gobierno que "trabaja ad honórem", pero él asegura que su trabajo no lo regala.

Este trabajo "ad honórem", resulta entonces ser un mito, pues si bien no cobra salario, utiliza una oficina en la casa presidencial y tiene el encargo de preparar una "propuesta de consultoría" en el campo de las comunicaciones del gobierno por la que si cobrará.
No dudamos que su propuesta, dada la confianza y la credibilidad que le dispensa don Luis Guillermo, será aceptada…Entonces ¿quien nos garantiza que el trabajo "ad honórem" que ahora realiza no vendrá incluído en la factura de la "consultoría" que prepara?

Aclaremos: no es oficialmente funcionario gubernamental, pero tiene el encargo de preparar una "propuesta de consultoría", como él mismo la llamó, por la que en su momento cobrará seguramente una suma mayor o igual a la que cobró por mercadear la imagen de Solís en campaña.
Entonces, llamemos las cosas por su nombre: don Iván no regala su trabajo, y como el mismo lo dice en su momento lo cobrará.
La conclusión es clara: don Iván no es asalariado del gobierno, pero tampoco está haciendo ningún trabajo "ad honórem".

Esto no lo leerá don Iván y aunque lo hiciera ya advirtió al diario digital CRhoy, que no le interesa la opinión pública.


Roberto Sánchez, Grupo Roncahuita

sábado, 19 de julio de 2014

¿Qué hace Otto Guevara en la Asamblea?

Por Eduardo Zúñiga Grupo Roncahuita     San José, 15 de julio de 2014.-  

Pues proponer privatizar el agua, la energía eléctrica, la importación y distribución de combustible, dolarizar la economía, privatizar la medicina, todos los seguros, la educación y privatizar, privatizar y privatizar… Fiel a su ideología, no puede proponer otra cosa. 
No he conocido a un politiquero que de manera tan calculadora en campaña electoral, haya modificado tantas veces su discurso con el fin exclusivo de cazar votos. Para bien de Costa Rica, el pueblo en las urnas lo hizo morder el polvo y le redujo drásticamente su representación en el congreso. ¿Es que quién le cree? Bueno parece que todavía le quedan algunos seguidores. Ahora, como diputado vuelve a acomodarse en su desprestigiada ideología liberal ortodoxa que tiene al mundo en franco colapso económico. 

Ahora abandonó su discurso "social cristiano", con el que finalmente se presentó en los últimos debates televisados en los que solo le faltó declararse izquierdista. Ahora ya no importa, ya es diputado. Vivirá cuatro años más de la política que es lo que a fin de cuentas pareciera importarle, está muy cómodo en su curul mientras miembros de su partido van a juicio por presunta estafa contra el TSE. Ahora a proponer privatizaciones y a obstaculizar con mociones de mociones todo proyecto de ley que busque el progreso social, que pretenda parar la venta de las riquezas del país. Esa es su segunda meta: obstaculizar, obstaculizar y obstaculizar toda iniciativa que favorezca al pueblo y perjudique al capital. Quizá es consciente de que, probablemente, hasta aquí le llegó la cuerda y que es su última oportunidad. Porque si el pueblo redujo a cuatro sus diputados, fracción de la que forma parte por haberse reservado el primer lugar en la papeleta, es de esperar que en las próximas elecciones, en las que será nuevamente candidato, el pueblo lo reducirá a cero. 


Puede compartirse o reproducirse por cualquiera, siempre y cuando anote la fuente: Copyright © TicoVisión - Todos los derechos reservados

lunes, 7 de julio de 2014

La miseria como vil instrumento de lucro


Los recientes acontecimientos en relación con el relevante caso de nuestra Defensora de los Habitantes, me han hecho reflexionar respecto ya no a la corrupción, que por todos es sabido que se ha venido entronizando como elemento esencial para la supervivencia de nuestro sistema político.

Sin entrar a considerar si es cierta o no una grabación divulgada en YouTube, en la que supuestamente la señora Taitelbaum ofrece una pensión por invalidez a una humilde mujer muy enferma, me hizo pensar que esa ha sido una práctica común en los partidos políticos tradicionales. Es casi un principio ideológico de esas organizaciones electoreras : la miseria, la pobreza se han tornado en elementos básicos e indispensables para sostenerse en el poder.

Y es que a la par de la pobreza va la desinformación y la ignorancia del ciudadano humilde quien, ante las difícultades que le presentan los trámites engorrosos para solicitar lo que muchas veces no sabe que es un derecho como, por ejemplo, una pensión por invalidez, ven con buenos ojos la "ayuda" de algún político y agradecidos-cuando no debieran estarlo- comprometen su voto o  facilitan sus datos personales y firman un documento para un negocio irregular que beneficiará solo al político.

Para esos miserables canallas de oficio, lucrar con la miseria es una práctica "normal" y natural de su cargo en la administración pública.

Muchos hemos sido testigos de candidatos a diputados o a alcaldes que llegan a las comunidades pobres con cargamentos de bloques de concreto o láminas de techo, piezas de madera, "diarios" de comida, ofrecimientos de puestos humildes, pensiones del régimen no contributivo y mil supuestas dádivas, que los ciudadanos humildes ignoran que no salen de sus bolsillos, sino del presupuesto nacional, que ignoran que un techo digno, un puesto de trabajo una pensión o una beca de estudios son derechos y que no tienen porqué agradecércelos a un politiquero y mucho menos recibirlo como a un benefactor de su comunidad con fuegos artificiales, almuerzos, bombos y platillos porque no merecen ni el más mínimo respeto.Ni siquiera el saludo.

No hay en la vida nada que me ponga más triste que ser testigo del dolor y el sufrimiento humano. Y no hay nada que me indigne más que ver a un político o a quien sea lucrar, beneficiarse con la miseria.

Es que se trata de una acción perversa, de las más odiosas, más grave que el mayor delito imaginable porque condena al abandono, degrada, reduce a la indignidad, menosprecia a seres humanos que son víctimas de un sistema político también perverso que los esclaviza para perpetuar la riqueza de quienes ejercen legal, pero  inmerecidamente el poder porque no representan al pueblo, aunque éste, engañado los haya elegido. 

Aprovecharse de la miseria para el beneficio personal es una acción, en fin, que convierte a quien la practica en un ser sucio, malévolo, insensible, degradado a la más vil, infame y despreciable condición humana.

EDUARDO ZÚÑIGA

GRUPO RONCAHUITA