Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

sábado, 16 de abril de 2011

Con la llegada de la competencia, habrá ticos que se verán obligados a usar dos celulares.

El  de una compañía privada para comunicarse en la Gran Área Metropolitana y cuando viajen, el del ICE para establecer conexión con el resto del país.

Peón agrícola.
Ahora que los medios de comunicación masiva subrayan, ponen en mayúsculas y en negrita y en lugares privilegiados de sus publicaciones  los problemas del ICE, porque ya no se cuidan de su obvia intención de desprestigiar a la institución tica-de todos los ticos-, es bueno recordar algunos aspectos de lo que será la entrada en operación de la competencia, porque los medios no hablan de todos los problemas que esas compañías han tenido en otros países, problemas que, en muchos casos superan con creces a los que ha experimentado el ICE, ni de las condiciones en que se establecerán en el país.

Las operadoras  privadas de teléfonos móviles en Costa Rica, tendrán cinco años para dar cobertura en la mayor parte del territorio nacional (no en todo). Así lo estableció la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel)  para las concesiones de licencias de telefonía móvil.
Las compañías desarrollarán sus redes en tres fases: la primera es a 12 meses, la segunda  a los 36 meses y la tercera a los 60 meses.
Por tanto, por ejemplo, la oferta de telefonía celular llegará a Limón,  hasta dentro de cuatro años, pues esta provincia está en el último lugar.
Lo que es claro es que el servicio no se aplicará con criterio social, como lo hace el ICE,  pues todos los operadores se van a centrar en las áreas urbanas donde van a recuperar más rápido la inversión ( en las ciudades de San José, Heredia, Alajuela y Cartago. En las ciudades, dije, no en las áreas rurales de esas provincias.)
Llama la atención  el hecho de que el ICE pudo instalar una red 3G en todo el país en un año y esas compañías no pueden hacerlo.

Joven limonense habla por celular
del ICE.
Todo ésto significa que si usted compra una línea celular  a una empresa privada este año y decide ir a Golfito o a Ciudad Quesada o a la playa a Puerto Viejo o a Puntarenas, tendrá que llevar dos celulares: uno del ICE, para comunicarse con  San José y el resto del país y el otro para…¡nada!, porque no tendrá cobertura.

Pero veamos que ocurre con esas compañías en otros países. Telefónica, por ejemplo, a sido multada varias veces y en varios países de Latinoamérica, por el pésimo servicio que dan. Durante el terremoto en Perú Telefónica  dejó a todo el país incomunicado durante varias semanas y dieron una gran pelea para no invertir ellos en la reparación de la red.
En Argentina, la interconexión entre compañías es tan malo, que muchas personas tienen que llevar dos teléfonos: uno para comunicarse con los abonados de esa compañía y el otro para comunicarse con los abonados de la otra.  Se dan casos como que hay muchos lugares a  solo 12 o 15 Km de Buenos Aires que no tienen señal.

Algo que ignoran muchos ticos es que el ICE es la empresa más grande de Centroamérica y el Caribe, con las tarifas más bajas y con una cobertura del 95% del país. Claro, ha aplicado un criterio de servicio social por encima del interés de lucro.

Por otra parte el ICE ha firmado contratos de interconexión- con la intervención de la Sutel, pero afirman que permitieron la interconexión bajo protesta porque los precios que deben pagar los operadores privados no cubren siquiera el costo operativo.
Pero, ¡el colmo! la Sutel estableció que si un operador va a una zona donde no hay suficiente población para justificar el desarrollo de la red, puede pedir al Fondo Nacional de Telecomunicaciones recursos o tarifas subsidiadas para atender esa región. ¡El estado cubriendo gastos de compañías telefónicas privadas!

"¡Viva el TLC!"

Fuentes:
http://www.infocom.cr
http://www.nacion.com/2010-07-02/ElPais/FotoVideoDestacado/ElPais2431464.aspx
http://www.expotelecom.net/pdf/2010/larepublica-20julio.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada