Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

martes, 12 de abril de 2011

Costa Rica : una democracia de escaparate.

Para exhibir ante el mundo y domesticar a los ticos.


En nuestra democracia, gozamos del privilegio de votar por un candidato que eligieron los dueños del poder.

Históricamente, en el momento en que se produce la independencia de Costa Rica la población aborigen de nuestro país era muy reducida si la comparamos con el resto de los países centroamericanos. Ésto permitió que el asentamiento del capitalismo no se viera forzado a montar un gran aparato represivo para apoderarse de las tierras, como si ocurrió en el caso de nuestros vecinos. También de alguna manera favoreció el diálogo, el consenso y las elecciones como modo de resolver nuestros problemas. Pero no debemos olvidar que en la historia nuestra hay casos en que el capital ha echado mano a la violencia para defender sus intereses. 
El caso más cercano en nuestra historia lo constituyen los acontecimientos de 1948 y posteriormente se ha recurrido a una legislación que favorece explícitamente esos intereses. El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos es un caso que constituye un ejemplo de cómo se echa mano a un medio electoral y a una estrategia montada mediante un millonario proceso mediático de persuasión para proteger los intereses del capital.

Pero esa práctica del diálogo y la persuasión fue útil en el pasado cuando contribuyó efectivamente a elevar nuestros niveles de desarrollo en salud, educación, electrificación, telecomunicaciones,etc. lo que nos llevó a índices de bienestar social comparables con los de muchos países ricos. 
Todo eso fue el resultado de la intervención del estado organizando, regulando la empresa privada, distribuyendo riqueza y bienestar y favoreciendo de múltiples maneras nuestro desarrollo. 
Pero el proceso se detuvo luego del gobierno de Daniel Oduber, último gobierno socialdemócrata. A partir de allí se impusieron las tesis neoliberales de los Arias y nuestra democracia se ha ido convirtiendo en una "Democracia de escaparate", de apariencia.
Los neoliberales-ya sean éstos del PLN o del PUSC- han ido acaparando  la mayoría del voto costarricense  y privilegiando las leyes del mercado como motores del funcionamiento del sistema político y lanzando al país en un proceso de deterioro de la democracia al aplicar la receta del FMI : desmantelamiento del estado, privatización y apertura de mercado.
Esto lo han conseguido debilitando las organizaciones sociales a tal punto que solo un bajo porcentaje de los trabajadores está sindicalizado y han venido limitando la participación ciudadana en las grandes decisiones del país y cuando la permiten, montan un científico y costoso proceso mediático que logra persuadir a la ciudadanía, como en el caso más reciente del TLC.

Por otra parte, nuestra legislación electoral está montada sobre un andamiaje que impide que los partidos políticos tengan igualdad de oportunidades para llevar a los electores su mensaje, ejemplo de ello es la forma en que funciona la deuda política que abiertamente favorece a los partidos capitalistas. Si sumamos a esto que ellos son los dueños de los grandes medios de comunicación masiva el resultado es obvio: para que el neoliberalismo funcione, es necesario  debilitar la democracia participativa o bien , como lo están haciendo, convertirla en una "democracia de  escaparate" para exhibir ante el mundo y domesticar a los ticos.

GENERACIÓN REBELDE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada