Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

jueves, 14 de agosto de 2014

El PAC ya no es el PAC que decía ser.

EL PAC PARECE ABANDONAR SU BANDERA DE LA ÉTICA PROMOVIDA EN EL DISCURSO DE SU FUNDADOR.
Los últimos hechos, dados a conocer por diferentes medios de prensa y las intervenciones de algunos funcionarios y miembros del partido nos otorgan el derecho a pensar que el PAC está en vías de convertirse en un partido político del más puro estilo tradicional emulando algunas de las prácticas menos deseables del PLN y el PUSC.

Nació según lo han proclamado, como alternativa a las malas prácticas y a la filosofía neoliberal del PLN.

Reconstruyendo los acontecimientos, hoy el vicealcalde de Guatuso revela que hubo un complot para sacar de la cancha al líder fundador Ottón Solís, que probablemente representaba con sus posiciones ideológicas un estorbo a los planes de un sector del partido que no las compartía, entre ellos seguramente recién llegados como el ahora señor presidente del país y el Obispo luterano que funge como Ministro de quien afirmó que financió su asistencia a las asambleas donde supuestamente se fraguó el desplazamiento de don Ottón.
Como sabemos, en la práctica lo consiguieron y finalmente para calmar los ánimos le dieron como premio de consolación un lugar importante en la papeleta de diputados por San José. (Claro, nos alegra en cualquier caso que un hombre inteligente como él, haya llegado al Congreso)
En días pasados se reveló que pagaron 277 millones a un abogado y miembro del partido por autentificar documentos que no necesitaban ese requisito, según el TSE, notario que ahora está cuestionado ante los tribunales por presunta estafa a la CCSS.

Luego, don Ottón pide la salida del estratega de campaña de la casa presidencial, un señor Barrantes, lo que da lugar a declaraciones del mismo que no dejaron duda alguna de quien se trataba: un hombre dispuesto a reducir toda actividad humana, por noble y sublime que pueda ser a un asunto de carácter comercial que hay que vender. En el caso particular de la estrategia de campaña, a ignorar la condición de ciudadanos de los costarricenses para considerarlos como corrientes compradores del "producto" Luis Guillermo Solís, que debían pagar con sus votos, según las propias palabras de Barrantes.

Después, la llegada de un diputado cuestionado por haber ocultado información sobre un proceso judicial del que fue protagonista, divide a la fracción, evidenciando una fractura interna producto también de consideraciones éticas no compartidas por el conjunto del partido.

Todo lo apuntado, sin mencionar las promesas y compromisos no cumplidos por el señor presidente, el envío a sesiones extraordinarias de un odioso proyecto llamado “Ley para la Libertad Religiosa y de Culto” que pretende favorecer con financiamiento a todas las iglesias, incluyendo a la Luterana, del señor Ministro de la Presidencia, al que se le da prioridad por encima del compromiso con la CIDH del de fecundación in vitro, nos llevan a sospechar que el PAC ya no es el PAC que proclamaba ser y cada vez se parece más al partido político al que dijo renegar don Ottón al fundar su movimiento de "Acción Ciudadana".

Eduardo Zúñiga
Grupo Roncahuita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada