Grupo Roncahuita

Grupo Roncahuita (Ir a Facebook)
Correo electrónico:
rsrosales100@gmail.com

domingo, 9 de noviembre de 2014

Se acabó el juego : un mensaje a las élites occidentales.

Por la trascendencia que tiene este discurso de Vladimir Putin para quienes nos preocupamos por la
situación mundial, transcribimos un resumen. Varios críticos lo han considerado el discurso más importante pronunciado desde el de Churchill, el 5 de marzo de 1946.
Poco difundido por la prensa occidental conservadora por razones obvias, sí se le ha dado amplia difusión en algunos países de Europa, Asia y por supuesto en medios digitales independientes.

"La mayoría de las personas en las zonas anglo parlantes del mundo se perdieron el discurso de Putin en la conferencia de Valdai en Sochi hace unos días, y, es posible que, los que hayan escuchado hablar del discurso no han tenido tiempo para leerlo, privándose de su importancia. (Para su conveniencia, abajo pondré la transcripción completa de su discurso.) Los medios occidentales han hecho un gran esfuerzo por ignorarlo o distorsionar su significado. No importa lo que piense o no piense de Putin (como el sol o la luna, él no existe para que usted forme una opinión) este es probablemente el discurso político más importante desde el discurso de la “Cortina de Hierro” de Churchill del 5 de marzo de 1946.
En este discurso, Putin bruscamente cambió las reglas del juego. Anteriormente, el juego de la política internacional se hacía de la siguiente manera: los políticos hacían enunciaciones públicas, para así mantener la ficción agradable de la soberania nacional, pero eran estrictamente para hacer el paripé y no tenían nada que ver con la sustancia de la política internacional; mientras tanto, participaban en negociaciones secretas, en las cuales tomaban decisiones sobre los verdaderos acuerdos. Anteriormente, Putin intentó participar en este juego, esperando que Rusia sólo fuera tratado como un igual. Pero estas esperanzas han sido frustradas, y en esta conferencia declaró que el juego se ha acabado, violando el tabú occidental de forma explícita cuando habló directamente con el pueblo y por encima de las cabezas de los clanes elitistas y los líderes políticos.
El blogueador ruso chipstone resumió los puntos más importantes del discurso de Putin así:
1. Rusia ya no participará en juegos y negociaciones secretas sobre tonterías. Pero Rusia está dispuesto a participar en conversaciones y acuerdos serios, si éstos son beneficiosos para la seguridad colectiva, están basados en la justicia y tienen en cuenta los interéses de cada lado.
2. Todos los sistemas de seguridad colectiva globales están arruinados. Ya no existen garantías internacionales de seguridad. Y la entidad que las destruyó tiene nombre: Los Estados Unidos de América.
3. Los constructores del Nuevo Orden Mundial han fallado, construyendo un castillo de arena. Si se puede o no construir un nuevo orden de algún tipo no es sólo la decisión de Rusia, pero es una decisión que no se hará sin Rusia.
4. Rusia está a favor de un planteamiento conservador hacia la introducción de innovaciones en el orden social, pero no se opone a investigar y dialogar sobre tales innovaciones, para ver si se puede justificar su introducción.
5. Rusia no tiene intención de ir de pesca en las aguas turbias creadas por el expansionista “imperio de caos” americano, y no tiene interés en construir su propio imperio (esto no es necesario; el reto para Rusia está en desarrollar su ya vasto territorio). Ni tampoco está dispuesto a actuar como el salvador del mundo, como lo ha hecho en el pasado.
6. Rusia no intentará reformar el mundo a su propia imagen, pero tampoco permitirá que nadie reforme a Rusia a su imagen. Rusia no se cerrará al mundo, pero el que intente cerrarle el mundo a Rusia cosechará una tempestad.
7. Rusia no desea que se extienda el caos, ni quiere guerra, ni tiene intención de iniciar una. Sin embargo, actualmente Rusia ve una guerra global como casi inevitable, está preparado para ella y sigue preparándose para ella. Rusia no quiere guerra – pero tampoco la teme.
8. Rusia no tiene intención de impedir de forma activa a los que siguen en su intento de construir su Nuevo Orden Mundial - hasta que sus esfuerzos interfieran con los intereses claves rusos. Rusia preferiría apartarse y ver cómo se den cuantos golpes como sus pobres cabezas puedan aguantar. Pero los que logren meter a Rusia en el proceso, por desacato de sus intereses, aprenderán el verdadero significado de dolor.
9. En su política externa, y aún más en su interna, el poder de Rusia no dependerá de las élites y sus negociaciones secretas sino en la voluntad del pueblo.
A estos nueve puntos me gustaría añadir un décimo:
10. Todavía hay posibilidades para construir un nuevo orden mundial que podría evitar la necesidad de una guerra mundial. Este nuevo orden mundial, por necesidad debería incluir a los EE.UU. – pero sólo puede hacerlo bajo las mismas normas que todos los demás: sujetos a las leyes y acuerdos internacionales; renunciando a toda acción unilateral; y con total respeto por la soberania de las demás naciones.
En resumen: se acabó el tiempo de los juegos. Chicos, guardad vuestros juguetes. Ha llegado el momento en el que los adultos tienen que tomar las decisiones. Rusia está listo para ello; ¿el mundo lo está?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada